Con Carlos de Foucauld, al encuentro del otro

Marc Hayet

Quizás hay que comenzar recordando una cosa que todos conocemos, pero que es necesario insistir, porque todavía circula, en ciertos medios, una idea preconcebida sobre Carlos de Foucauld: Carlos no fue al desierto para responder a la “llamada del silencio1”, para ser ermitaño perdido en la inmensidad del desierto del Sahara. ¡No! Carlos fue al Sahara para encontrarse con la gente que allí vivía y vivir con ellos.

8-Al-encuentro-del-otro-de-Marc-Hayet

Share on facebook
Share on twitter